Herbicidas caseros para ahorrar de forma ecológica

Herbicidas caseros

Cuando escuchamos la palabra herbicidas lo primero que se nos viene la cabeza es que son sustancias altamente tóxicas. Parece como si en los últimos años nos hubiéramos acostumbrado a que los herbicidas tengan que ser un veneno tanto para nosotros como las plantas y el medio ambiente. Existen alternativas caseras a los herbicidas comerciales que no son tóxicas para nosotros ni peligrosos para el medio ambiente. ¿Quieres descubrir cómo puedes acabar con las malas hierbas, ahorrar y ser respetuoso con el medio ambiente al mismo tiempo? Es muy sencillo y seguro que dispones de los ingredientes en tu cocina.

Sal, el herbicida total:

Herbicidas caserosSi queremos que en una zona no vuelva a crecer ningún tipo de planta, sólo tenemos que echar sal. ¿Para que nos puede servir esto? Pues muy fácil por ejemplo si tenemos un camino donde no queremos que crezca la hierba. Es la forma más fácil de asegurarse de que allí no crezca nada. Tendremos que ir renovando cada cierto tiempo pero de esta forma tendremos la seguridad de que allí no crecerá nada de nada ni bueno ni malo, ojo tenemos que tenerlo en cuenta.

Herbicida a base de vinagre:

Vinagre para herbicidasEl vinagre es un excelente herbicida, ya que es un tipo de ácido. Al mismo tiempo nos aseguramos que es totalmente inocuo para nosotros y que no es nada dañino para el medio ambiente. Podemos usarlo solo, directamente sobre la planta que queremos eliminar, o utilizar esta receta para su mayor eficacia:

 

 

Ingredientes para el herbicida a base de vinagre:

Litro y medio de vinagre, el zumo de un limón, una cucharada de jabón para lavar platos.

Método de uso:

Primero mezclaremos los ingredientes bien luego, simplemente rociaremos las malas hierbas que queramos eliminar con este preparado. Para esta tarea es ideal un pulverizador de jardín. La clave del éxito está en el sol ya que si es un día soleado será bastante más efectivo. También tenemos ha que tener en cuenta el no aplicarlo en un día de lluvia ya que se diluía y no habría ningún efecto.

Sal y vinagre el más rápido para las plantas más difíciles:

Herbicidas caserosSi los otros dos herbicidas te han parecido flojos puedes probar esta combinación. Con este nos garantizaremos unos resultados muy rápidos pero a la vez durante un determinado lapso de tiempo no podremos plantar nada en el sitio donde lo utilicemos.

 

Ingredientes para el herbicida a base de vinagre y sal:

1 l de vinagre, dos cucharadas de jabón para lavar platos y una tacita de sal.

Método de uso:

Mezclaremos muy bien los ingredientes hasta que se disuelva bien la sal, luego como en el caso del herbicida a base de vinagre, solamente tendremos que rociarlo sobre las plantas que queramos eliminar.

Espero que con estas recetas de herbicidas acabes con las malas hierbas, y al mismo tiempo sirva para poder ser más respetuosos con el medio ambiente.

Si te ha sido útil no olvides compartirlo con tus amigos, y suscríbete a nuestra web.